martes, 20 de diciembre de 2016

ASÍ QUE IAOHÚSHUA FUE BAUTIZADO SALIO DEL AGUA. EN AQUEL MOMENTO EL CIELO SE ABRIÓ, Y EL VIO AL ESPÍRITU SANTO DIOS, BAJANDO COMO BAJA UNA AVE, (LA MISMA FORMA ESPIRITUAL, ENTRANDO EN SU CUERPO MATERIAL), ENTRANDO EN IAOHÚSHUA. ENTONCES UNA VOZ DE LOS CIELOS DICE: ESTA ES MI CARNE AMADA, "MI TEMPLO", LLAMADO DE HIJO, EN QUIEN HABITO.

No hay comentarios: