sábado, 16 de julho de 2016

PADRE NUESTRO QUE ESTÁIS EN EL CIELO, SANTIFICADO SEA TU NOMBRE HEBREO YHWH, IAOHÚSHUA HAM MASHÍ AHH, QUE HOY LOS PUEBLOS CONOCEN CON EL NOMBRE GRIEGO JESÚS, PORQUE TODOS LOS TEOLOGOS DIPLOMADOS DE AQUEL ENTONCES, ENSEÑARON Y TRADUJERON A TODOS ALLÁ, EN EL CONCILIO DE NICEA DEL AÑO 325. "EL AUTOR", JOSÉ FRAN SANTOS VERAS, TOMANDO EN CUENTA EN LAS SAGRADAS ESCRITURAS, QUE NO EXISTE OTRO NOMBRE, DADO A LOS SERES HUMANOS, MÁS LOS SERES HUMANOS CRIARON DE OTROS IDIOMAS, LOS NOMBRES DEL ETERNO, COMO JESÚS, JEOVÁ, IEJOVÁ, ENTRE OTROS, OCULTANDO EL NOMBRE  VERDADERO EN LOS FONEMAS DEL IDIOMA HEBREO YHWH, IAOHÚSHUA HAM MASHÍ AHH, QUE SIGNIFICA SALVACIÓN, DE IAOHÚ, QUE ES EL UNICO NOMBRE QUE ESTÁ ARRIBA DE TODOS LOS NOMBRES, PORQUE FUE ESE NOMBRE QUE SU HIJO VINO A TRAER PARA TODOS LOS PUEBLOS YHWH, PARA QUE CREYERAN Y FUESEN SALVOS. El primer Concilio ecuménico se celebró en el año 325 en Nicea (en turco: İznik), ciudad de Asia Menor, en el territorio de la actual Turquía, y de la que recibe el nombre por el que es conocido, Concilio de Nicea I. Fue convocado por el emperador romano Constantino I el Grande, por consejo del obispo Osio de Córdoba.

Nenhum comentário: