miércoles, 9 de marzo de 2016


AMÉRICA LATINAMIÉRCOLES 09 DE MARZO 2016

Revuelo en Paraguay: investigan si Madeleine McCann está en el país, o en el Brasil.

Un agente británico llegó con la pista de que la niña inglesa se encontraba en una ciudad paraguaya. La buscan cuatro estaciones de policía, la división antisecuestros, personal de inteligencia e Interpol

Madeleine McCann, la niña británica desaparecida en Portugal en 2007
Madeleine McCann, la niña británica desaparecida en Portugal en 2007

El caso causó conmoción durante los últimos días en Paraguay. Y no es para menos: un investigador privado británico llegó el último viernes al país en busca de Madeleine McCann, la niña inglesa secuestrada en un hotel de Portugal el 3 de mayo de 2007, cuando la pequeña tenía sólo tres años, en un caso que recorrió el mundo entero a raíz de la denuncia de sus padres y de que toda la Policía europea se abocara a buscarla incesantemente.

Miraz Ullah Ali llegó a Paraguay con el dato de que la niña, que ahora tendría 12 años, arribó a "hace uno o dos meses y está viviendo en Areguá bajo la custodia de una mujer". La ciudad de Areguá es la capital del departamento Central y se encuentra a 28 kilómetros de Asunción.

Es por eso que se ofrece una recompensa de dos millones de euros para quienes den pistas serias acerca del paradero de Madeleine. Según contó al diario paraguayo ABC, una parte de esa recompensa la pondrá el magnate inglés Richard Branson, quien posee más de 360 empresas bajo su Virgin Group.

El investigador privado británico Miraz Ullah Ali
Pero además, según el diario sensacionalista The Sun, cuatro estaciones de policía, la división antisecuestros, personal de inteligencia y la Interpol comenzar a buscar a la menor, desaparecida en el hotel Praia da luz de Algarve, cuando sus padres se fueron a cenar y la dejaron con sus hermanos mellizos. Sanny Amarilla, jefa de una de esas estacionales policiales, confirmó la información acerca de la masiva búsqueda en Paraguay.

“Estamos investigando en barrios donde hay ciudadanos extranjeros, en villas, en condominios, para saber si hay alguien con una descripción similar a la que corresponde al recorte periodístico. Esta noticia recorre el mundo, es muy importante, de modo que si están en la zona tenemos que recuperar a esta menor y poder hacer entrega a sus familiares”, dijo Amarilla.

El investigador privado aseguró que junto con su equipo ya investigó otros casos resonantes de niños perdidos y de trata de personas. Sin embargo, en Paraguay la figura de Ali despierta sospechas: no quiso dar a conocer el nombre de su empresa, aunque sí entró de manera legal a país a través del Aeropuerto Silvio Pettirossi, respetando las leyes migratorias.

El investigador británico aseguró que la niña vivía bajo la custodia de una mujer y desde hace dos meses en la localidad de Areguá, a unos 28 kilómetros de Asunción.
La cuestión es que se trata de un equipo privado de investigación que no dio aviso a la Policía acerca de la búsqueda de la menor. También llama la atención que se haya dirigido hasta Areguá pero que, sin embargo, no haya hablado con nadie de la ciudad. Según los testigos, apenas tomó un par de fotografías y retornó a Europa. Pese a que negó ser un "cazarrecompensas", el comportamiento de Ali sembró muchas dudas.

“Nunca siquiera hubo rumores en esta ciudad”, aseguró el jefe de la comisaría en Areguá, Miguel Orué. Y agregó: "Acá en la comisaría de Areguá nadie llegó para preguntar (por Madeleine) o identificarse como supuesto investigador referente a esta niña".

En efecto, Interpol Paraguay señaló este miércoles a la agencia de noticias Efe que no existe ningún indicio de que Madeleine McCann haya estado en el país sudamericano, como aseguró el investigador privado.

Tras la publicación de la entrevista, el lunes, agentes de Interpol realizaron un cotejo en esa ciudad sin obtener ninguna pista de la supuesta presencia de la niña desaparecida. "Por el momento no hay absolutamente nada", declaró Luis Ignacio Arias, comisario jefe de Interpol Paraguay.

"POR EL MOMENTO NO HAY ABSOLUTAMENTE NADA", DIJO INTERPOL PARAGUAY

Arias consideró además "poco veraz" el relato del presunto detective debido a que no se comunicó ni con Interpol ni con las autoridades locales durante el tiempo que estuvo en Paraguay. "Si tenía un interés real en esa búsqueda debería de haberse comunicado con nosotros o con la Policía", dijo Arias.

El comisario añadió que el supuesto investigador entró como turista a Paraguay, donde estuvo entre el 3 y el 7 de marzo, tiempo en el que se desplazó a Areguá y sacó a algunas fotos. En ese espacio de tiempo concedió la entrevista y dejó un número de teléfono en el Reino Unido para quien deseara compartir datos relacionados con el caso. Arias indicó que, según las investigaciones de Interpol, esa persona no aparece registrada como investigador privado y que el número de teléfono que dejó pertenece a una empresa en la que está dado de baja.

LEA MÁS:
El comisario indicó que su oficina tiene el pliego de búsqueda y localización de la niña desde 2007, como todas las dependencias de Interpol en el mundo, pero que esta es la primera vez que se ha mencionado una supuesta conexión entre la menor y Paraguay.

La pequeña Madeleine dormía junto con sus hermanos mellizos en un apartamento de la localidad portuguesa de Praia Da Luz, cuando desapareció en misteriosas circunstancias, mientras sus padres cenaban en un restaurante cercano con un grupo de amigos. Los padres iniciaron entonces una campaña sin precedentes a nivel internacional para tratar de encontrar a su hija, que no ha cesado.

No hay comentarios: