Inicio » Salud Pública

Identificado por primera vez en Uganda, en el año 1947

Todo lo que debe conocer acerca del virus Zika

21 enero 2016 | Haga un comentario
Estudios científicos certifican que existen dos linajes del virus; el africano y el asiático. La sintomatología no obedece a un patrón general, presentándose de formas variadas como pequeñas migrañas o variaciones muy leves de la temperatura corporal

En pro del trato adecuado y la prevención de la infección generada por el virus Zika, se incluyen aquí los datos generales acerca de la enfermedad presente en el país. La palabra “zika” significa “cubierto” y proviene del nombre de una población del oriente de África.
El virus se identificó por primera vez en Uganda, en el año de 1947.

TRANSMISIÓN E INCUBACIÓN

Al igual que el dengue, el zancudo portador tiene una línea de vida estimada de siete días. El contagio comienza a través de la picada del insecto ya infectado, el cual se cría en aguas estancadas. Una vez la persona es afectada, comienza el desarrollo del virus en un periodo que va de dos a tres días, siendo siete el máximo.

SÍNTOMAS Y VARIACIONES

Estudios científicos certifican que existen dos linajes del virus; el africano y el asiático. La sintomatología no obedece a un patrón general, presentándose de formas variadas como pequeñas migrañas o variaciones muy leves de la temperatura corporal, todo esto dependiendo del individuo infectado. Pueden presentarse hasta 10 síntomas distintos, juntos o separados, y pacientes con buenas defensas pueden ser portadores del virus sin presentarlos, lo cual impide la infección activa.
La erupción rojiza en la piel se manifiesta normalmente en el 100% de los casos y se califica como el síntoma principal y característico.

CUIDADOS

Debido a que el malestar es producido como consecuencia de la reacción del sistema inmune del individuo al virus, lo más recomendable es asistir al centro de salud más cercano, para así diferenciar y descartar cualquier problema de salud que se pueda confundir con el zika.
El tratamiento dependerá específicamente de la dolencia o malestar que presente la persona, evitando obligatoriamente medicamentos conocidos, “antiinflamatorio no esteroideos”, como el ibuprofeno, siendo lo más indicado el acetaminofén o paracetamol para tratar el dolor. El loratadine y la leche magnesia son eficaces a la hora del alivio corporal.
El zika se reconoce como una “infección benigna”, lo que significa que no se considera de alto riesgo, no obstante, es importante que pacientes inmunosuprimidos y que estén afectados por condiciones como la diabetes o cierto tipo de leucemias, aumenten la prevención o intensifiquen sus cuidados en caso de ser infectados para evitar otras complicaciones.
TyF/ RNV