lunes, 8 de diciembre de 2014


El Estado Islámico decapitó a cuatro niños cristianos por no convertirse al Islam. El editor: adonde están los libertadores de la humanidad de Dios, para defender a los inocentes, sean adultos o menores de edad, se van a dejar matar por esas posilgas que sólo hacen la voluntad de satanás el diablo. Guerra a Muerte ya, sino lo hacen, lo van a hacer con nosotros, porque esas ratas  son seguidores de su dios satanás, el diablo. Adonde están los americanos del norte del centro y del sur, para defender a nuestros hermanos, que están sufriendo en manos de esos satanáses, que se creen hijos de Dios. Vamos a darnos banquetes, más de lo que ellos están a haciendo, son unas verdaderas ratas, cuyas justicias son como trapos de inmundicias.

Lo confirmó un vicario destinado a Bagdad, donde se produjo la masacre. Alertó que los terroristas acosan a los más pequeños y emprendieron una cacería casa por casa para que sean musulmanes


Crédito: AFP
El vicario británico Cannon White denunció que los terroristas del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) decapitaron a cuatro niños cristianos en un enclave cercano a Bagdad, donde el hombre está destinado. El lugar fue tomado por asalto por el grupo extremista musulmán, que inició una feroz cacería religiosa.

Uno de los pocos líderes cristianos que aún quedan en IrakWhite fue asignado por el Arzobispo de Canterbury, pero obligado a dejar Bagdad por el peligro que representa la cercanía con que se mueven los extremistas musulmanes.

"Las cosas están mal en Bagdad. Hay bombas y tiroteos y nuestra gente es asesinada. Mucha de nuestra gente ha huído de Nineveh, su hogar tradicional", señaló White en una entrevista concedida a medios británicos. "Era un lugar seguro, pero luego, un día... ISIS. Ellos vinieron y acosaron a todos. Mataron a un gran número de personas, cortan a sus chicos en pedazos, les sacan sus cabezas. Es tan triste lo que pasa", repasa el religioso.

La pesadilla vivida por los cristianos en Irak es total. Sus fieles están siendo perseguidos en cada enclave que es tomado por asalto por los terroristas islámicos. White continúa el crudo relato: "Vinieron (los extremistas de ISIS) y hablaron con un hombre. Uno de los cristianos que hay en el lugar. 'Dice las palabras para convertirse al islam o matamos a todos sus hijos'".




"Estaba desesperado y dijo las palabras. Y luego me llamó y me dijo: 'Padre, dije las palabras, ¿significa que Jesús no me quiere más?'. Le respondí: Jesús todavía te ama, él siempre te amará'". Esas fueron las oraciones que trató de encontrar White para poner freno a la desesperación del hombre.

Sin embargo, más sangrienta fue la suerte que corrieron cuatro niños menores de 15 años, quienes no quisieron "decir las palabras". White relató: "El Estado Islámico les dijo a los niños que dijeran las palabras para seguir a Mahoma. Cuatro de los chicos, todos menores de 15 años, dijeron no, que amaban a Jesús, siempre amamos a Jesús, siempre seguimos a Jesús, Jesús siempre estuvo con nosotros. Ellos (los terroristas) insistieron: 'Digan las palabras'. 'No, no podemos'. Cortaron todas sus cabezas. ¿Cómo respondes a eso? Sólo lloras".

Unos días atrás, un terrorista del Estado Islámico, reconoció en una entrevista que su grupo decapita pequeños enfrente de sus padres por no convertirse al islam. Se trata de Abu Abdullah, guardaespaldas de Saddam Jamal, uno de los líderes de la banda en Siria.

Abdullah ofreció una entrevista al The Daily Telegraph y contó los detalles perversos con que se manejaba su jefe dentro de la organización, de quien dijo que su crueldad y métodos no tenían que ver con la apertura del islam, sino con obtener más poder.

No hay comentarios: